lunes, 7 de mayo de 2012

HISTORIA DEL PEINADO





El peinado o estilo del cabello es la forma de cortarse o arreglarse el cabello. A diferencia de otros animales, los seres humanos de muchas culturas cortan su pelo, en vez de dejarlo crecer naturalmente. Los estilos del pelo se usan frecuentemente como seña de identidad cultural, social o étnica y pueden reflejar el estatus social y la individualidad. Los hombres y las mujeres tienen naturalmente el mismo pelo, siendo la queratina el principal componente de la fibra del pelo. Las queratinas son proteínas, largas cadenas de aminoácidos. Generalmente, los estilos de pelo se ajustan a influencias culturales de género. Las tendencias de la moda pueden tener una gran influencia, dependiendo de la persona.

El uso de los cabellos largos se remonta a la mayor antigüedad. Los profetas de Israel jamás se cortaban sus cabellos ni su barba y los pintores y escultores nos representaban a Jesucristo con larga cabellera.


Los judíos no se lo cortaban sino en los lutos públicos o particulares y aún lo consideraban como una pena infame con la cual castigaban a ciertos criminales. Este castigo se impuso después por  los  bramas y mucho más adelante por los bárbaros del Norte a los culpables de ciertos delitos. Los vikingos, pueblo bárbaro en el norte de Europa, marcaron algunas tendencias de moda en la que adoptaron peinados de larga y rubia cabellera con trenzas como símbolo de hombría. Los antiguos griegos eran representados con largas y rizadas cabelleras pero los de los tiempos heroicos.

Los egipcios llevaron siempre los cabellos cortos, pero los antiguos galos miraban, al contrario, los largos como una señal de honor y de libertad. Por eso Julio César les hizo cortar el cabello tan pronto como los sometió a su dominio, al año 49 antes de Jesucristo. Generalmente el cabello muy corto era la marca de la servidumbre y de la cautividad y los romanos que se libertaban de un naufragio o de una sentencia de muerte, se rapaban la cabeza.[]


La cabellera rubia era señal de grande honor entre los antiguos. Por eso representaban con ella preferentemente a Baco, Apolo, Edipo, Jasón y otros dioses y héroes del gentilismo. Posteriormente se han usado en todos los pueblos de Europa ya largos, ya cortos, según el gusto dominante o el capricho de sus dominadores. Respecto de España, sus primeros moradores usaban los cabellos largos y este uso continuó durante la dominación cartaginesa.


Los eclesiásticos se afeitaban la cabeza y hacían grandes esfuerzos para que todos siguiesen la costumbre de llevar los cabellos cortos. Durante la dominación de los moros, los españoles refugiados en Asturias también usaban el cabello largo y continuó esta costumbre con muy leves excepciones por todo el largo tiempo que duró la reconquista.



También se han usado redecillas y bolsas dentro de las cuales se encerraba el cabello. Pero a consecuencia de la invasión francesa en el año 1808, se generalizó el uso del cabello corto.

[SIGLO XVII-XVIII

París, en el siglo XVII es el corazón de Europa. Francia impulsa y populariza el arte de la peluquería. Gran monumentalidad en el peinado, las damas tiene que arrodillarse para entrar en las carrozas. Se mezclan con el cabello gasas, joyas, plumas, flores, frutas...hasta maquetas de castillos y barcos. Los cabellos blancos en la Francia Cortesana hacen furor, hombres y mujeres empolvan su cabello natural y sus pomposas pelucas. Son verdaderos artistas en la confección de pelucas. Para rizar el cabello de las mismas lo enrollan en palos cilíndricos que luego sometían al calor en hornos de panadería. En esta técnica se basará siglos más tarde la permanente caliente.

El polvo blanco con el que coloreaban el cabello era una mezcla de talco y almidón.







SIGLO XIX
La revolución francesa impone la sencillez y la naturalidad. La Revolución Industrial acelera el ritmo de vida obligando a optar por la simplicidad y la comodidad en el peinado. En este siglo se interrumpen períodos en los que se pretende imponer en rebuscamiento sin demasiado éxito. La carrera de la moda tiene hacia la sencillez y a finales de siglo las pelucas, los bouffons y los poufs duermen el sueño del olvido. Auge en los peluqueros a domicilio.

El agua oxigenada aparece en 1867, lo que representa un considerable progreso frente a viejas recetas abrasivas. A finales de siglo aparecen los primeros colorantes sintéticos.


SIGLO XX

Este siglo trae consigo un fenómeno que revoluciona la sociedad. Nace "una nueva y sorprendente religión": El Culto a la Imagen.

La incorporación de la mujer al trabajo y la popularización del deporte introducen profundos cambios en la sociedad. La belleza y la moda ya no es solo privilegio de un gremio o clase social. Los avances técnicos y científicos hacen de la cosmetología capilar y la peluquería una potente y poderosa industrial.

El corte de pelo hace furor en el mundo entero. Los caprichos de la moda son muchos, los cabellos han aumentado o disminuido su volumen, han permanecido largos o cortos, lisos u ondulados, oscuros o claros...la moda no se detiene.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada